Fitas en el Abra Salkantay a 4.600 m ( Andes-Perú )

martes, 25 de julio de 2017

GRUTA HELADA DE LECHERINES, UN LUGAR QUE SORPRENDE

Powered by Wikiloc

* el track solo es de ida




 



Este recorrido nos llevará a un lugar curioso y bastante desconocido para mucha gente. Aunque lo mas espectacular  para visitar la gruta sería hacerlo en invierno o a finales de marzo, que es cuando verdaderamente podremos apreciar toda su belleza y grandiosidad, en espoca estival no permitirá conocer su ruta y ubicación, cosa que a veces en pleno invierno y con nieve, es un poco mas complicado, sobre todo los que no posean o sepan manejar el gps.


Conozco el itinerario y el lugar desde hace muchos años y cuando residía en la zona, era visita obligada durante la temporada invernal. La primera ves que subí a visitarla, de eso hace ya mas de treinta años, me costó dar muchas vueltas por los mil vericuetos de la zona karstica del lugar y localizar su emplazamiento, con la ayuda de  planos y croquis muy básicos, con vagas explicaciones de los lugareños, con poca información...todo esto ahora ha cambiado, el track del gps no llevará directo a la entrada, y en verano, los mojones,  las marcas , primero de gr y luego de sl nos conducirán sin problemas. También las guias, planos y reseñas con fotos nos lo ponen hoy  muy fácil. 
No obstante , se que todavía, hay gente que la busca y no la encuentra o que se dan la vuelta debido a los mas de 1.000 m de desnivel que existen entre Canfranc Pueblo y la entrada a la Gruta.



Le comento a Eli, que hoy no subiremos por la ruta " normal" hacia la Majada de Gabardito, primera parte del trayecto. Este recorrido se hace por el barranco de los Meses y luego la pista del camino de Gabardito. Pero hoy subiremos por la senda que remonta el Barranco de Aguaré, un recorrido mas directo, no tan transitado y un poco mas " técnico".



Dicho y hecho, dejamos en vehículo en la explanada que hay al lado de la nave de la Mancomunidad del Alto Aragón y solo con cruzar la carretera, nos encontramos con un poste indicador que nos dirije hacia la senda del barranco de Aguaré y la Majada de Gabardito por las clavijas.
Subimos por medio de varias lazadas y vamos remontando, por la margen izquierda del barranco, el cauce del mismo. Este barranco es uno de los principales del valle y uno de los mas técnicos, no en vano para realizar su descenso, hay que hacer 21 rápeles y alguno de ellos por medio de cascadas y con mas de 20 metros de altura.







A lo largo del recorrido y debidamente señalizado se puede iniciar su descenso por tres zonas, el Aguaré Inferior, el Medio y el Superior, nosotros nos saltaremos todos ellos y solo abandonamos el mismo cuando sobre los 1300 m de altitud , cruzamos su cauce y abandonamos su curso por la margen derecha para ascender por una dura y rápida pendiente. Al poco rato llegamos a un resalte rocoso, que superamos por medio de unas grapas y cadenas, para después ya por pendiente mas suave seguir por el bosque. 


Sobre los 1450 m de altitud, nos encontramos con la pista que viene de Villanua y barranco de los Meses y la seguiremos hasta la cercana majada de Gabardito y su refugio.



Iremos siguiendo las marcas de GR, es el GR-11.1, que viene del refugio Lopez Huici y Collado de la Magdalena y que no abandonamos hasta la zona de la Majada de Lecherin Bajo, donde hay un refugio y un abrevadero. 





El Gr sigue hacia el norte por una vaguada, nosotros giraremos fuera de senda hacia el noreste, en busca de una canal que baja de la zona del Pico Peña Blanca. Como referencia , en lo alto de la cresta observaremos unas especies de antenas, que no son mas que deflectores para evitar que en época invernal, se formen cornisas en la cresta y se desprendan hacia Canfranc Estación , que se encuentra 1.000 m de desnivel mas abajo.




En la zona de la canal, ya podremos observar alguna marca en forma de mojón y ultimamente, han pintado señales  de SL ( sendero local) verdes y blancas, que nos conducen hasta la entrada de la cueva.
Subimos por la canal, casi siempre por su lado izquierdo y en una zona de pedrera, observaremos que la canal se divide , tomamos el ramal de la izquierda . Encima nuestra y a poca distancia, se hayan los famosos deflectores.



Sobrepasamos una especie de colladito y vamos flanqueando la pared derecha de la canal y unos metros mas adelante, bajo una pared de roca caliza, se nos muestra la entrada a la guta. En invierno nos podremos encontrar que la entrada se encuentra casi cubierta por la nieve y podría ser difícil localizarla. En la actualidad un cartel clavado en la roca nos avisa de su ubicación.





La entrada de la gruta, conserva casi todo el verano restos de nieve, nada que ver con las enormes columnas de hielo y lago helado que se observan en plena época invernal. Ahora, sin necesidad de grampones ni piolet, podemos recorrer su interior, eso si ayudados por el frontal.




La gruta es grande y en su interior, con bastantes grados de temperatura con el exterior, reinan las tinieblas y el frescor. El sonido del gorgoteo de las filtraciones de agua nos acompañan durante su recorrido y llegamos a la zona mas profunda, donde en invierno, un lago helado cubre el amontonamiento de piedras mohosas que ahora existe. 




Tomanos las fotos de rigor, y volvemos al exterior, casi se agradece el cambio de temperatura que reina afuera.






Después de reponer fuerzas con un tentempié, ponemos rumbo de vuelta hacia el valle y deshacemos el camino de vuelta por el mismo itinerario hasta Gabardito. Aunque el retorno lo haremos por el barrando de los Meses, por lo tanto, no tomamos el desvío de la senda hacia el Aguaré de la pista y continuaremos por ella durante casi un kilómetro y medio hasta alcanzar la senda que baja a Canfranc por los Meses. A mitad de camino de la pista, pasamos por la Fuente de los Abetazos, lugar donde podremos repostar agua en una fuente con un caño de agua fresquisima, que se agradece.




Una vez en la senda de los Meses, pasaremos por varias zonas señaladas donde se practica la escalada y por un lugar curioso en una pared de roca caliza. Es la Fuente de la Pajeta, que no es mas que un agujero en la roca, donde hay un pequeño deposito de agua de la filtración de la roca. Se llama así porque para llegar a beber, si no tienes una pajita o similar, no puedes alcanzar el agua.
Ya casi al final del barranco, la senda lo cruza por el lugar donde acaba el descenso del mismo cuando se practica barranquismo y ya solo nos queda llegar a la carretera donde tenemos aparcado nuestro vehículo. Antes de salir del bosque podremos apreciar restos de los antiguos viveros forestales , gracias a los cuales, se repoblaron todas las laderas que hay por encima de la Estación Internacional de Canfranc, para paliar los efectos de las posibles avalanchas de nieve en invierno.
Se llama barranco de los Meses, porque antiguamente y por riguroso turno, cada mes, una familia del pueblo se cuidada de su mantenimiento.
Ha sido un bonito recorrido que combina, distancia, desnivel, navegacion fuera de sendero, un poco de historia y mucha botánica y geología...que mas podemos pedir...
La próxima vez, en invierno, que seguro que a Eli le agradará...


lunes, 24 de julio de 2017

PICOS ARNOUSSE-BENOU-BELONSEICHE...CRESTEANDO POR LAS NUBES



Powered by Wikiloc







Conforme nos vamos adentrando en el valle de Asún, situado en la cabecera del río Aragón, nuestra mirada , instintivamente se dirige hacia la derecha, hacia La Raca y las pistas de esquí de la Estación Invernal de Astún. Pero un poco antes de llegar al Puerto de Somport, lugar donde se encuentra la frontera con nuestra vecina Francia, ya podemos ver una larga cresta de delimita los dos países. Esta cresta, que circunda todo el valle y con una orientación privilegiada, hace que en la época invernal la estación de Astún tenga unas abundantes nevadas y conserve una nieve de la mejor calidad. 

 En verano, este murallón no deja de ser mas que unas fuertes pendientes de pasto alpino, salpicadas por algunas cimas y con alguna barranqueras que descienden de sus amplias laderas. 
Desde las instalaciones del antiguo puesto fronterizo, podemos alcanzar sin apenas dificultades el largo cordal , pero hoy vamos a realizar una circular que saliendo de un punto cercano a la estación de esquí, nos va a permitir recorrer una gran parte del cresterio, el mas solitario y menos frecuentado .
Esta actividad , que no deja de ser una matinal, se puede hacer tanto en invierno como en verano, claro está que en época invernal y con nieve la cosa cambia y la amable cresta se puede convertir en algo un poco mas serio y será necesario el uso de los crampones y piolet y en algún punto concreto incluso de una cuerda.




Pero hoy no es el caso y Eli y yo , nos disponemos a pasar una agradable mañana de montaña y con unas vistas espectaculares. Aparcamos en una explanada situada a poco metros, después del desvío de la carretera que sale a la izquierda, poco antes de llegar al macroaparcamiento de la estación. 
Justo es este lugar, sale una pequeña pista, que con dirección suroeste, va remontando la ladera que baja del Pico d'Arnousse. Después de una zeta a la derecha y a unos quinientos metros, la pista acaba y a la izquierda arranca una pequeña vaguada donde débilmente se intuye una traza de sendero. Lo vamos siguiendo y remontamos la tasca por fuerte pendiente. Un poco mas arriba aparecen algunos mojones, pocos, pero no pueden ir indicando la dirección que pretendemos seguir. La pendiente se suaviza y poco a poco vamos bordeando el Monte Astún en busca de un colladito entre esta zoma y el Arnousse. La pendiente se acentúa y una vez en el collado nos montamos en el lomo del Arnousse y alcanzamos su cima. 




Delante de nosotros se abre un amplio valle, con el Ruisseau de Mayou al fondo, que acaba en el collado del mismo nombre. Si siguiéramos este valle en busca de su inicio, primero pasaríamos por la Cabane d'Arnousse y al cabo de unas horas llegaríamos a la carretera nacional que baja del Puerto de Somport hacia Pau, a la altura de la salida del Túnel de Canfrac. 
Este lugar me trae algún que otro recuerdo, el mas cercano fue el "escape" que tuvimos que improvisar junto con mis compañeros del  "GMAM Vintage", hace tres inviernos, en busca de la seguridad del fondo del valle. Ese año y debido a las fuertes nevadas y condiciones del Coll de Mayou, no pudimos pasar hacia la frontera por ningún punto de la cresta y despues de una dura jornada de esquí de montaña y dar mas vueltas que un reloj, a las tantas de la tarde, improvisamos una retirada por este barranco. Menos mal que mi amigo Tomás junto con Rafa, vinieron a buscarnos en dos vehículos, que si no acabamos en Lourdes.




Ahora se trata de no abandonar la larga cresta, que con un constante sube y baja va recorriendo todo el circo. La cresta es fronteriza, por lo tanto vas a caballo de los dos países.
Del Arnousse, bajamos al Coll d'Arnousse,collado que lo separa del Pic de Benou, que se encuentra a unos docientos metros por encima de nosotros. Seguimos el cordal, que en algún momento se estrecha y es necesario utilizar las manos y poco a poco le vamos ganando metros a la montaña. 





Unos buitres nos sobrevuelan y al llegar a un promontorio, algunos levantan el vuelo. A la bajada de este punto, descubrimos un rebaño de ovejas que se encuentran encaramadas en un pequeño colladito con rocas...ahora entendemos lo de los buitres.





Una vez alcanzado la cima del Benou, la cresta se vuelve mas tranquila y suave, lo que nos permite alcanzar la cubre del Belonseiche, máxima altura del recorrido, con toda tranquilidad. 







Desde aquí miramos en todas las direcciones, a nuestras espaldas, al este, se alzan imponentes los centinelas de la zona de Candanchú, Aspe, las dos Llanas ...Garganta y Bozo y al fondo el Bisaurin. A nuestra izquierda, al norte  y abajo en el valle, la Gave d'Aspe, que serpentea en busca de las tierras mas llanas de Oloron Sant Marie. A la derecha , al sur y abajo de nosotros, la estación de Astún y la Raca como punto culminante. Y justo enfrente y al este, se alza majestuoso y presidiendo todo el paisaje, el omnipresente Midi d'Osseau , imponente y desafiante mole de color oscuro.
Aprovechamos esta maravilla de paisaje y hacemos un alto para tomar un bocado, la temperatura es agradable y sopla un vientecillo que refresca el ambiente.



Desde aquí solo nos queda descender hacia el Ibón de las Ranas y la estación de Astún.
Podriamos seguir cresteando, pero a partir del Ibón de Ranas, la zona esta super transitada debido a la proximidad del telesilla de Truchas, que muchos excursionistas aprovechan y así evitarse poco mas de trescientos metros de desnivel. Desde aquí ya podemos apreciar, bastante gente transitando los senderos del ibón y el Puerto de Jaca...así que para abajo.
Prefiero no descender directamente hacia Ranas, por las fuertes pendientes de hierba del Belonseiche, por ello continuamos la cresta hasta llegar al Pas o Collado de Audas, pequeño colladito en la cresta que comunica la zona del ibón con la vertiente francesa. En invierno y con nieve, presenta una excepcional innivación que permite realizar un buen descenso hacia la Cabana d'Arnousse y remontar hacia la frontera.






En las inmediaciones del Ibón de las Ranas, ya se nota la presencia humana, hasta ahora no nos hemos cruzado con nadie, pero este punto debido a la relativa proximidad de la estación y su fácil acceso, esta muy frecuentado por toda clase de excursionistas y caminantes.





Desde aquí tomamos el marcado sendero que por el Barrando de Escalar, nos acercará a las instalaciones de la estación de Astún y un poco mas allá a nuestro vehículo.
Ha sido un preciosa, solitaria y tranquila actividad matinal, recomendable y al alcance de muchos.
Hasta pronto...