Fitas en el Abra Salkantay a 4.600 m ( Andes-Perú )

miércoles, 30 de septiembre de 2009

Via Joan Marc a la Gorra Frígia de Montserrat .......... traient la pols als peus de gat.






Fa mesos que no faig servir els peus de gat, sempre falta temps....Sóc novata amb l’escalada però cada vegada que m’he posat davant d’una paret m’ha agradat el fet d’anar progressant, buscar pressa on agafar-se, el contacte amb la roca......Tenia ganes de fer una via fàcil, per poder anar de primera sense neguit i que fos de varis llargs per posar en pràctica la teoria empolsinada.
Després de fer la Gorra Frígia per la via normal, l’Antonio va buscar una via de IIIº al costat i va proposar fer-la. Contenta com un gínjol, només calia buscar un dia del calendari, vam escollir el dissabte dia 26 de setembre. Divendres a la tarda provàvem els sistemes d’assegurança a la reunió que es va muntar a la xemeneia del terrat. Cal refrescar la memòria, no fos cas..... Amb paciència, l’Antonio aguantava tots els meus dubtes i totes les repeticions dels protocols amb el material, dissabte cal tenir-ho tot clar.
Ens llevem d’hora, deixem el cotxe fora de l’aparcament de pagament i caminem per anar a buscar l’estació del funicular que puja a Sant Joan, volem estalviar-nos un bon tros de pujada. Sortim del funicular i encaminem direcció a St. Jeroni fins trobar la canal, a l’esquerra, que puja al coll de la Magdalena superior, baixarem per un corriol vorejant la paret de la Gorra fins trobar el primer parabol de color groc on s’inicia la via.
Fa força calor, trobem grups que es dirigeixen a altres zones.



Nosaltres som a peu de via, esperant que la cordada que va davant nostre arribi a la 1º reunió i poder pujar. Ens enfilem un parell de metres i muntem la reunió per fer el primer llarg, va millor d’assegurar. Es l’hora de la veritat, començo de primera, no estic nerviosa, ho trobo fàcil, la roca és bona, hi ha moltes presses i gaudeixo de la progressió.





Arribo a la reunió, m’asseguro, recupero corda i comencen els dubtes ......, finalment ho aconsegueixo, puja l’Antonio, comprova que ho he fet correctament i hem dona confiança.










El segon llarg l’obre l’Antonio, va seguint els parabols grocs, la dificultat no supera el IIIº a tota la via, monta la 2ª reunió i pujo buscant la dificultat per anar-me provant, estic contenta i hem sento segura. Ens anem alternant fins el 4t. llarg, cal anar amb compte en aquest últim tram on la roca és més descomposta i poden baixar pedres.







Després de superar un bonic pas al costat d’un arbre veig l’Antonio a l’última reunió. Ara s’ha de recollir el material, afluixar la tensió per gaudir de les vistes i deixar que les emocions flueixin.




Fem un mossec abans de baixar per la via normal, equipada amb cables i cadenes que ens deixaran al coll, on hem començat l’aventura. De retorn cap el funicular, que va ple com un ou de turistes, i cap a casa. Ara toca mirar les agulles des del terrat, com canvien de color amb la llum del sol, com vergonyoses s’amaguen sota la borina i amb el bon record i les ganes de tornar a ficar-se entre cames i pujar als seus cims.

jueves, 24 de septiembre de 2009

El Betato de Gorgol




Después de dejar el listón muy alto con la ascensión al Midí D’Ossau, teníamos que completar el último día de estancia en el Pirineo Aragonés con alguna actividad, que nos dejara un buen sabor de boca, decidiendo realizar un descenso de barranco. En la zona del Valle de Tena existen cantidad de barrancos, donde practicar esta modalidad deportiva, algunos son muy exigentes, otros mas sencillos y permiten disfrutar, sin agobiarse, de una bonita jornada en unos parajes únicos y singulares. Elegimos uno “asequible”, cortito pero a la vez intenso.




El Barranco del Betato o del Gorgol, como mejor se le conoce, es un barranco que se encuentra en el término municipal de Piedrafita de Jaca, es popular por su estética, recorrido y fácil nivel, cuando las condiciones son favorables, el lugar ideal para iniciarse en esta modalidad. Se nos unen Ana, una amiga y antigua compañera de trabajo a la que hace algún tiempo no vemos y Antonio un “almendrón”, ( así se les llama cariñosamente, por estas tierras, a los de Zaragoza).





Dejar los coches y empezar con la “ceremonia “de equiparnos, el nerviosismo y la excitación era evidente en mas de uno. Nos acercamos a la salida para comprobar el caudal, no es excesivo, este barranco con demasiada agua se hace agobiante y a veces es una trampa que ha puesto en aprieto a más de uno. Hoy lleva el necesario para que el descenso sea divertido y tenga un puntito de emoción. Para meternos en su cauce tenemos que caminar cerca de media hora, la senda discurre por el bosque del Betato, precioso y vestido hayedo, lugar de leyendas e historias populares de brujas y seres mágicos.





Nos enfundamos los neoprenos, arneses y demás artilugios necesarios. A pesar del traje el agua fría de los barrancos pirenaicos se hace notar, las primeras exclamaciones y gritos de sorpresa se escapan a más de uno cuando entran en contacto con las pozas del barranco. En su principio discurre por un cauce de piedras y bolos resbaladizos donde hay que andarse con precaución, de cuando en cuando una poza nos hace respirar fuerte al introducirnos en ella. Entramos en el barranco principal, los tímidos rayos del sol asoman entre los árboles del bosque. Aquí ya encontramos uno de los muchos grupos de barranquistas, recibiendo las instrucciones de seguridad. Los adelantamos, montando una cuerda en un paso estrecho y encajonado, para facilitar su superación.







A partir de ahora nos introducimos en una estrecha y bonita gorga, donde la verticalidad de sus paredes, formaciones, colores, toboganes y pequeños saltos de agua nos asombran del trabajo hecho a través del tiempo.







De tobogán en tobogán y de salto en salto llegamos al primer “embudo”, un pequeño ráppel encajonado de apenas 8 metros. Aquí esperamos a que un grupo de barranquistas con su guía termine el descenso y nos permita poner nuestra cuerda. En el Gorgol, dependiendo a la hora que entres, es fácil encontrarse con tapones, ya que las empresas de aventura mueven muchos grupos, debido a su sencillez y entretenido descenso. Otro grupo “presiona” la cola del nuestro y Carles tiene unas palabras con el guía, que haciendo valer su condición de tal, intenta colarse. El toque del Carles parece no gustarle demasiado y se dirige al lugar donde me encuentro montado la cuerda del ráppel, “sugiere” la posibilidad de que les dejemos pasar, alegando de que “somos muchos”, me niego a ello y se vuelve con mala cara a la cola. No contento con todo ello se dedica a hacer “una campaña propagandística“ de la necesidad de realizar estas actividades con un guía y…. bla,bla,bla…………Carles y Eli se encargan de recordarle que la montaña es de todos y que lo importante es que tengamos, respeto, cabeza, habilidades, conocimientos y experiencia para poder disfrutarla con seguridad. No apruebo su actuación de queja…… Respeto la decisión de cada uno de ir a la montaña como le apetezca, con guía o sin el, pero con seguridad, respeto, sin imposiciones ni prepotencias, libremente. Tengo muy buenos amigos y compañeros guías de montaña, yo mismo pertenezco a este gremio, todos con una profesionalidad y una experiencia intachable y ninguno hace de su profesión la “única opción válida” para hacer montaña. Me molestan estos individuos “dueños de las montañas y barrancos” y únicos “montañeros de verdad”…………. Ah ¡¡¡…. por cierto el “súper guide” se dejó un mosquetón y un descensor olvidado en el anclaje de la cabecera del ráppel….que otro guía caritativo le devolvió …….. Ya te vale¡¡¡¡.







Atravesamos a nado la poza donde termina el primer ráppel y nos encontramos en la cabecera del último lugar donde tenemos que hacer maniobra de cuerdas. Aquí hay tres anclajes diferentes que permiten aligerar las esperas. Este último descenso, por cuerda, es el mas emocionante y divertido. Una tirada vertical de 12 metros y en volado, al costado de la cascada, nos deja en una poza encajonada, sombría, fría y profunda, que pone final y buen sabor de boca al descenso.



Adivinamos por los rayos de sol su salida y vamos en su busca, no sin antes disfrutar de un tobogán y un último salto al agua, que los más animosos repiten una y otra vez. Es hora de quitarse los neoprenos, permitiendo que el sol caliente nuestros cuerpos y permita circular más rápidamente la sangre, haciendo desaparecer la “carne de gallina” que nos adorna.


Felices y contentos, disfrutando de una agradable y divertida mañana en un barranco del Pirineo. Solo nos resta volver a casa, no sin antes hacer una visita gastronómica al Churrón de Larrés, cita obligada del CAM, donde nos espera una estupenda degustación de los platos típicos de la zona. Hasta pronto Pirineo Oscense.

martes, 22 de septiembre de 2009

La sombra del Midi





Muchas montañas del Pirineo tienen historia y leyenda, el Midi D’Ossau con sus 2885 metros , situado en la vertiente francesa del Pirineo Oscense es una de ellas.

Cuenta esta que “un pastor que habitaba en sus cercanías, al ponerse el sol, veía que la alargada sombra de la montaña se proyectaba cercana a la puerta de su cabaña, sin llegar a tocarla. Deseoso de que llegaran a juntarse, subió a la cima y erigió un enorme hito que era visible desde todo el valle “.
Cierta o no la leyenda, corría el año 1787 cuando un pastor a instancias del geógrafo Reboul fue el primer ser humano en pisar su cumbre e hizo allí un enorme hito para que pudiera ser visto desde el valle y servir para mediciones geodésicas.
El Club Alpí Montserrat, al cual pertenecemos, tenía ganas de subir al Midí. En la programación de actividades de este año se incluyó su ascensión. Yo, al igual que enigmático pastor de la leyenda he vivido treinta años bajo su sombra, en las tierras del Alto Aragón. Cuando se decidió realizar su ascensión, recordé muchas vivencias en esta montaña, sus crestas, sus escarpadas paredes……. , y decidí presentarla a Eli y a mis amigos.
El puente de la Diada de Catalunya son los días perfectos para caminar por el Pirineo y este puente toca…… ¡¡¡¡Pirineo Aragonés!!!! El Midí D’Ossau espera y nosotros vamos a su encuentro.
Somos 18 componentes del CAM con ganas de trepar a su cima, la ilusión y las ganas iluminan las caras de los ocupantes de los cuatro vehículos. Una breve parada en Huesca para estirar las piernas hace que unos vayan a “ilustrarse“ de las últimas novedades del material de montaña que hay en el outlet de una conocida tienda y otros vayamos a realizar un brevísima visita al casco antiguo de la capital altoaragonesa. Una parada en el Monrepós, para comer, nos permite ver a lo lejos las cumbres del Pirineo y de entre ellas surge la cabeza bicéfala e inconfundible del Midí, nos da la bienvenida.




Hemos llegado al Portalet y nos encaminamos, bajo la sombra del gigante que preside estos parajes, a su encuentro. La senda serpentea por la pendiente en busca del Refugio de Pombie, base de sus ascensiones, donde numerosos escaladores y montañeros esperan el alba para encaramarse en sus paredes.







La vía normal del Midí es una ruta muy montañera, defendida por tres puntos clave en forma de chimeneas. Para llegar a la primera, situada a sus pies, hay que superar el Collado de Suzón y desde aquí caminar por una larga loma herbosa. El paraje no es difícil técnicamente, pero requiere del hábito de trepar por terrenos con cierta exposición, los pasos no superan el IIº y se puede equipar con una cuerda para facilitar la progresión de los menos avezados. Los del CAM superamos esta primera prueba sin dificultad y sin darnos cuenta estábamos en la base de la segunda, es un poco más larga e inclinada que la anterior, con buenas presas y agarres que hacen que su trepada sea bastante segura.



 Desde aquí a la tercera caminamos por un terreno escarpado, lleno de resaltes rocosos, hay que prestar atención para no soltar piedras a los que suben detrás. La tercera chimenea es la más sencilla y se supera con una fácil trepada. Llegamos a la cruz de hierro que marca el fin de las dificultades. Desde aquí una senda asciende en zig-zag buscando la cresta. Un corto resalte rocoso nos deposita en lo alto de la cumbre del Midi. Nos encontramos a 2885 m, la niebla hace rato que nos envuelve e impide contemplar el soberbio paisaje que tenemos a nuestros pies, entre sus jirones deja entrever el contraste de colores verdosos del valle francés y el gris calcáreo de las cimas que rodean y salpican la vertiente sur aragonesa.




En la cumbre la alegría se hace notar, abrazos, besos y sonrisas, lo hemos conseguido todos juntos. Lo celebramos con algo de picar y algún chupito de las “pociones” de las petacas del Carles, Xavi, Roser……. El “trencaigües” hace efecto y a mas de uno le suben los colores, Panoramix preparando “pociones mágicas” es un aficionado al lado de nuestros amigos.



El descenso lo realizamos rápidamente, montamos unos rápeles en las dos primeras chimeneas, mas por precaución que por seguridad, ya que a estas horas se forman unos “enormes tapones“. El encuentro con un viejo amigo de la zona me llena de alegría, compartimos cuerda de rappel y recordamos tiempos pasados. Cuando nos damos cuenta hemos superado los puntos clave y nos podemos quitar el casco y el arnés que nos han acompañado toda la ascensión.


El refugio está a tiro de piedra y una vez a su amparo se nos unen Montse, Antonia y Queralt que se habían quedado aquí para pasear por la zona. Han sido 7 horas de actividad, comemos algo, recogemos las mochilas y tomamos dirección al Portalet, donde tenemos los coches y a los que llegamos en menos de 1 hora. Hemos acabado la excursión, pero no la jornada, el Refugio de Telera espera a unos y nuestra casa de Sabi a Eli y a mí… y mañana el Barranco de Gorgol…., pero eso ya es otra historia.




miércoles, 9 de septiembre de 2009

La Gorra Frígia .... una de las "gorras" de Montserrat




El sector de Tebes es uno de los mas concurridos de la montaña de Montserrat, su proximidad al Monasterio, sus fáciles accesos por caminos bien marcados y acondicionados, la cercanía de la estación superior del funicular de Sant Joan y el ser una zona muy frecuentada por escaladores hacen del mismo un punto donde es habitual el coincidir con grupos de paseantes, senderistas, familias y demás fauna que solemos frecuentar este Parque. En varias de sus agujas existen numerosas vías de escalada, de diferente graduación, que hacen de el un lugar preferido por los escaladores. La zona de las “gorras “es uno de esos lugares y paseando por sus senderos, es fácil si alzamos la mirada, observar las evoluciones de las cordadas incrustadas en la verticalidad de la roca Montserratina.
La Gorra Marinera-Magdalena Superior-La Gorra Frígia

La Gorra Marinera, la Gorra Frígia y la Magdalena Superior son los tres grandes monolitos más importantes de este rincón, se alzan muchos metros por encima del Monasterio, lugar desde el que son visibles y desde el que se puede contemplar sus grandes siluetas de roca conglomerada recortadas sobre el azul del cielo.
Hoy domingo, como muchos otros del calendario, hemos decidido caminar y disfrutar de la montaña de Montserrat, hay una atmósfera muy diáfana, desde la terraza de casa y con las primeras luces del alba, se intuye la silueta recortada de la montaña en el horizonte. Nos levantamos temprano, la mañana está fresca… mejor..., parece que las altas temperaturas de estos días pasados han remitido, lo agradeceremos conforme pasen las horas y nos acerquemos al mediodía. Anoche preparamos el equipo y lo dejamos listo, a parte de lo habitual para caminar por la montaña, metemos en la mochila una pequeña cuerda y también los arneses, cintas disipadoras, algún mosquetón y cintas expres. Queremos subir a la Gorra Frígia, es una ascensión poco dificil,  su ruta está equipada con cadenas y sirgas pero preferimos utilizar el "equipo de ferrata" nos moveremos mas seguros, con mas soltura. Después de desayunar y añadir a la mochila algo para picar, pasamos a recoger a nuestra amiga Rosa, que se ha animado a venir, nos gusta “ compartir “ nuestras actividades con amig@s.... Rosa es muy jovial, extrovertida y espontanea, cualquier actividad en la que participa, hace que  sea divertida y alegre.
Nos dirigimos a Monistrol, pequeña población a los pies de Montserrat y aquí en el pequeño aparcamiento que hay después de la plaza dejamos el coche. Después de calzarnos las botas y cargar las mochilas, cogemos el camino que nos llevará al Monasterio, primero siguiendo el GR 5 y una vez pasado el Torrent de la Valentina siguiendo el Camí dels Tres Quarts, señalizado como GR 96. Esta senda flanquea la parte N.O. de la montaña y conduce al Coll de les Baranes, un poco antes nos hemos vuelto a encontrar el GR 5 que habíamos dejado y que siguiendo el Camí de les Aigues o de les Canals viene al encuentro del Monasterio. El recorrido se realiza en poco menos de una hora y durante su trayecto hemos podido contemplar una bonita salida del sol por el Este, con el río Llobregat a nuestros pies.
A estas hora de la mañana no hay mucha gente en la explanada del Monasterio, los madrugadores han subido en el tren cremallera que sale de Monistrol y trepa a la montaña en un interminable flanqueo pegado a la pared. También están, los que como nosotros han decidido salir temprano y así poder disfrutar de las sendas y caminos, sin apenas encontrarnos con nadie.
Desde la plaza levantamos la mirada y vemos al fondo nuestra “gorra“, allí está, altiva, desafiante, soberbia, enseñando su esbelta pared E. a los que a esta hora nos encontramos a sus pies. Seguimos el GR 4- GR 172, que gana altura con una sucesión interminable de escalones de cemento y barandillas metálicas que convierten el lugar en un paseo urbanita en medio de una montaña agreste. El Pas dels Francesos aparece y trata de impedirnos el tránsito del camino, es una entalladura en la roca, el camino reconvertido en “paseo”, la atraviesa, un poco mas adelante el GR nos abandona en busca de lugares mas solitarios, menos concurridos y menos artificiales. Estamos en la Plaça de Santa Ana y aquí nosotros también decidimos dejar esta autopista y coger el “carril” que lleva al Pla de les Taràntules, lugar donde termina el funicular de Sant Joan. Seguimos el PR C-19 y después de pasar debajo de una pared inclinada de conglomerado, a nuestra derecha aparece tímidamente una senda que baja entre el bosque y bastante trillada. Sobre nuestras cabezas y entre la vegetación adivinamos las siluetas de las “gorras”, que nos saludan altivamente. Seguimos este sendero y después de varias revueltas nos deposita en el Camí Nou de Sant Jeroni, otra “autopista“de Montserrat que une la estación del funicular con el Mirador de Sant Jeroni, en el extremo norte del Parque. A esta hora nos encontramos con poca gente pero cuando bajemos de la gorra este camino estará muy concurrido. Desde las inmediaciones del mismo arrancan las vías de escalada a las agujas que lo bordean.
Elisenda y Rosa haciendo un "kit-kat"
Aquí tomamos un bocado y un trago, a la vez que identificamos la canal que debemos remontar y que nos permitirá el acceso a la parte equipada de la Gorra Frígia. Hace unos meses Eli y yo nos encontrábamos en este lugar con la misma intención y por una mala interpretación del plano y una "equivocación de gorra", cogimos otra canal y aparecimos detrás de la Marinera ……., bueno… solo fue un cambio de gorra … y esta no era de nuestra "talla".


Hoy si que queremos acertar con la "gorrita" y colocárnosla en la cabeza… así que una vez visto el camino ….. al tajo que hay trabajo.
Subimos una canal vestida y pendiente, nos ayudamos con las raíces de los árboles para ir mas seguros ( a que me recuerda esto ??????? ), flanqueamos una placa de conglomerado muy pulida, ayudados por una cadena (por cierto esta no tiene nada que ver con las que estamos acostumbrado a ver en Montserrat, esta cadena es tan delgada que podríamos utilizarla para llevar el reloj…., y nos tenemos que colgar de ella ¡¡¡¡ ).
Hemos llegado a la brecha que hay entre la Gorra Frígia y la Magdalena Superior y desde esta brecha en la pared de la derecha se localiza una cadena, ¡¡¡ esta si es de verdad ¡¡¡¡ , luego sigue una sirga que flanquea a la izquierda. Subimos por una canal hasta un plano y desde aquí seguimos trepando ayudados por cables y cadenas hasta otra pequeña zona plana.  Aquí se supera un resalte y una placa inclinada, también protegidos por más cables y cadenas.
¡¡¡¡ Ya hemos llegado ¡¡¡¡, estamos en la cima de la Gorra Frígia, a nuestros pies vemos el Monasterio ya plagado de hormiguitas moviéndose de un lado a otro. Por los altavoces suenan los acordes de la tenora y el flabiol, una sardana suena entre las agujas. Estamos acompañados por una gran cruz metálica que habita en esta cima. A nuestro alrededor se presentan la inmensa mayoría de las agujas y monolitos que habitan esta montaña, desde la zona dels Ecos hasta la Tebaida, solo faltan a lista les Agulles y els Frares, habitantes del sector mas occidental del Parque. Delante de nosotros tenemos l’Elefant con su visible silueta y el Cavall Bernat , el mayor y mas conocido de los monolitos del macizo de Montserrat.
El Monasterio de Montserrat a nuestros pies                                                          


Els Ecos Y Sant Jeroni desde la Gorra Frígia
                                                              
El Cavall Bernat
     
                                                                                                                          L'Elefant y la Momia
Henos subido la Gorra Frígia por su “vía normal“ , siendo la primera escalada conocida de este macizo y protagonizada en 1920 por Lluis Estasen, el escalador catalán mas importante de la época, pionero del alpinismo y esquí de montaña .
En las cimas cercanas todavía no hay “inquilinos”, es temprano todavía, a esta hora las cordadas todavía están progresando lentamente por sus verticales paredes. Vemos a varias de ellas en la Gorra Marinera ganando altura metro a metro por su pared N.E., cuando bajamos algunas ya han alcanzado su cima y otras empiezan los primeros largos.
Cuando tomamos el camino de bajada a Monistrol el sol ya aprieta, nos cruzamos los que suben al Monasterio, el sudor y el cansancio denota que ya no es una hora acertada para caminar, al menos para nosotros, pero ya estamos cerca del coche y en poco rato dejaremos las botas, dando un alivio a nuestros sufridos pies, y llegaremos a casa donde nos espera una  cerveza con limón fresquita  y un estupendo pastel de patata y atún, que Eli, previsora como siempre, dejó anoche preparado.




miércoles, 2 de septiembre de 2009

Montserrat, Els Ecos..... todo un gran recorrido

Seguimiento de la ruta

Montserrat es Una montaña Muy significativa párr Catalunya y cualquier párrafo catalán Montañero , es Aparte de las Naciones Unidas Referente en una escalada Cuánto , senderismo , vías ferratas , Canales y diverso equipadas Actividades Que Se practican en la montaña . Montserrat es Una Montaña Mágica Que atrae y hechiza un Todo El Que recorre Sendas y Sus sí asoma una SUS miradores . DESDE ESTAS vislumbramos imponentes Atalayas divisamos La Línea Costera y Also Las Cimas del Pirineo cercano , la cara sur y mas amable "suave " Encierra Multitud de Recorridos la Mayoría de Ellos " Piernas rompe "sus recorren Que Serrats y " cingleres "y acercan un nep Través de Antiguos " camins "y" dreceras "mas al Lugar emblemático of this montaña , Monasterio de El , Aquí sí custodia y venera a " La Moreneta " Ejemplar románico de talla en madera , los datos de los finales Que del Siglo XI o XII Principios del . Su negro a color, presumiblemente , proviene del Humo de los cirios y velas Día Que sí y noche encendían en "El Altar de la iglesia y antigua Reducida Donde sí hallaba .
Por El contrario la cara norte of this montaña , Escarpado presentación sin liberar , surcado de Canales vestidas separan Que Multitud de monolitos Agujas y y dan sin Aspecto de feroz dentadura . Una zona de Es Más agreste , Difícil de caminar y orientarse .
Montserrat Mí Significado Tiene Also especial de la ONU para, ya Que bello y espectacular paraje Este FUE El Lugar Donde comenzo mi Relación Con Eli .
DESDE Bellos Qué nos conocimos queria mostrarme UNO de los Lugares mas Interesantes y of this montaña , es Una zona Que Se denominador " Els Ecos " , y la ascensión uno la Miranda dels Ecos es El punto final de UNO de los Recorridos mas Espectaculares de la zona , Geología Por su, y Trazado Dificultad .
Aprovechando la " Festa Major de Manresa "Sábado 30 de Agosto El acompañados de Nuestras buenas amigas , Enri y Rosa " vrg la " decidimos realizar la Travesía Desde El Refugio de Santa Cecilia Miranda Hacia la dels Ecos Por El Coll de Porc .
Madrugamos , ya Que Aparte del dicho ... " Quien madruga un ... . "no Calor Pasar Demasiado Queremos y ESTAR Medio Día, en una casa . Durante, la Primera parte del Recorrido Hasta Coll de Porc , flanqueamos Toda la base de la muralla norte Montserratina de Este Oeste disfrutamos una y de la Riqueza de Vegetación Que Adorna SUS escarpadas laderas y Canales . El bosque Mediterráneo lianas ALBERGA numerosos ejemplares de Arbustos y Que visten Canales frondosas SUS. Encinas, Bojes , robles , pinos y Tejos Also Forman Parte de la Vegetación de sotobosque su.
De tenemos una la vista la Roca Foradada , Enorme Agujero Que atraviesa El Espolón de Les Agulles , y dejamos GR172 El nep Hacia el Coll de Porc desviamos Caminando Por Una senda asciende Que Manera de continuos en diagonal , ASI alcanzamos Este punto permite asomarnos Qué nos una la Vertiente meridional de Montserrat . Seguimos la senda en Dirección y Este, en Pocos minutos alcanzamos el Coll del Miracle , Otro collado Que Comunica Las Dos Vertientes de la senda Montserrat.Seguimos Que desciende Hacia el sur ya Pocos metros del collado , encontramos un n ° ONU Desvío la izquierda , lo tomamos , La Senda ESTÁ EN SUS equipada Zonas mas complicadas y Marcas Con balizada azules Que despues Dejan un paso Otras rojas , convirtiéndose en verdes al final del Recorrido .
Flanqueamos la Miranda dels Aurons Qué nos Dirige al paso de las Roques del Salt de la Nina . Seguimos bordeando la Agulla Lluís Estasen Hasta encontrar en La Pared sur de la Miranda dels Ecos terrosa canal Una Arbustos y Con Que sí adentra Hasta encontrar en la roca Una fisura ProVista DE UNA gruesa Cadena Por la trepar Que Que heno un Pulso y accedemos una ANU Al Costado Izquierdo Brecha de la Miranda. Solo bordear nep Queda descensor metros UNOS A Través de la Vegetación espesa y la Miranda Hasta Su lomo nep norte Que conduce una cumbre su.
La Miranda es mas dels Ecos Una de las Mejores y Espectaculares vistas Que Se pueden dora Desde esta montaña , contemplamos la Mayoría de Agujas , monolitos y Canales Que adornan la, a instancia de parte y de la Gran Bages comarca .
Descendemos Hacia la canal del Este de la Miranda , Primero Por Una bajada Expuesta equipada y cuerda Una contra, Así Llegamos un canal Otra Muy Pendiente Estrecha y, En Su Final parte carece de instalacion, Los Árboles y Sus Raíces nep ayudan en El Descenso . This Conoce el canal en sí la Canal dels Micos Como ... . y adivinamos Por Que Se la llama ¡¡ Así ... . Solo Falta nep plátano y la cola un ... ... y de la Compañía de Tarzán ¡¡¡¡.
Despues del " Divertido " Descenso nep dirijimos El Portell del Migdia y bajamos A Través de la senda discurre Que Por la Canal del Migdia nep y conducen al Cruce GR172 Con el, lo Seguimos en Sentido Este Hasta El Refugio de Santa Cecilia , teniamos aparcado dónde son los cantantes Nuestro coche .
En Algo mas de Cinco horas hemos Realizado Una de las travesías circulares mas completas una montaña this Disfrutando de bonitas e intrincadas Sendas Montserratinas , a la Vez hemos Recorrido Una de las contradictorio agrestes de la montaña , trepando Por SUS Rocas de Conglomerado , ayudados Por cadenas cuerdas y Recorrido Que Este equipan , soberbios hemos pecado Las Cuales Seria Mucho Mas Complicado y El contemplado UNO de los mas bonitos y Paisajes de Este Parque Natural de la Muntanya de Montserrat .