Fitas en el Abra Salkantay a 4.600 m ( Andes-Perú )

domingo, 7 de agosto de 2016

Caminando por las Aiguilles Rouges IV y final

Chalet de la Flégère a Montroc, por el Lac Blanc y la Aiguillette d'Argentiere.




Hoy último día del recorrido del Tour de las Aiguilles Rouges, y quizás uno de los mas bonitos y espectaculares.



Siguiendo nuestra tónica nos levantamos con los mas madrugadores. La noche ha sido tranquila, bueno dejando aparte el siempre presente concierto de ronquidos y bufidos del personal. A Eli no le preocupan, ya que se pone tapones para los oídos. En mi caso es diferente, yo no aguanto los tapones, pero estoy inmunizado contra estos " inconvenientes" de los refugios. 
Hace ya muchos años que los " soporto muy aceptablemente"... , que remedio, después de haber pasado tres meses durmiendo con Jose Luis G., un vulcanólogo y químico, en la base española Gabriel de Castilla, situada en la remota isla de Decepción ( Antartida.Shetland del Sur) durante la IV Campaña Antártica del CESID. ....eso si que era roncar...temblaba todo el refugio...incluso los elefantes marinos que se acercaban a la Base, huían despavoridos...Todo un personaje...creo que fue el inventor del ronquido.

Nos metemos en el cuerpo un buen desayuno, abundante y bien surtido, que nos carga las pilas para una buena parte de la mañana.
Nos despedimos de los guardas y tomamos la pista que bordea el edificio por su parte este y va en busca de la balsa de agua de la estación de esquí. Con esta maniobra nos ahorramos en tener que ganar unos metros de desnivel para después volverlos a perder. Desde aquí retomamos las marcas que nos indican el recorrido.


Ayer por la tarde, planeando con Eli el trazado de la etapa de hoy, decidimos no seguir el recorrido del Tour del Mont Blanc , si no dirigirnos hacia el Lac Blac , para después bajar a los Lagos de Chéserys.
Hacemos una breve parada en un edificio cafetería , La Chevane, para quitarnos algo de ropa, ademas ese es el punto donde se separan los dos recorridos.




Nuestro trazado va ganando altura rápidamente, salvando alguna barra rocosa y buscando la cubeta del Lac Blanc. Nos cruzamos con algún grupo, que en sentido contrario realizan el tour. Vienen del Refugio del Lac Blac.








Sobre los 2.300 metros ya divisamos el lago y la zona del refugio. Su situación es magnifica, sobre una zona rocosa y por un lado, vistas al  Lac Blanc y por el otro el Glaciar de Argentiere , la Aiguille Verte y todas las montañas que rodean esta cuenca glaciar.






La zona del lago esta a tope  de nieve y los collados de Belvedere, des Dards y Beugean, cubiertos por completo. 
Sobre nuestras cabezas se alzan majestuosas las cimas mas altas y bonitas del Macizo de las Aiguilles Rouges, y destacando sobre estas la Aiguille du Belvedere, que con sus 2.965 m es la cima mas alta de esta zona. Al otro lado de estas agujas, se encuentra el Refugio de la Pierre en Berard, que fue el primer refugio de nuestro tour.





Después de recorrer el Lac Blanc, nos acercamos al refugio. Es un bonito edificio de madera que tiene un anexo , para aumentar su capacidad. Las vistas son inmejorables y se auguran unas preciosas puestas de sol.




Desde este lugar el trazado del recorrido comienza a perder altura y rápidamente baja en busca de los Lagos de Cheserys. La pendiente es fuerte y en un tramo esta acondicionada con escalones de madera y escaleras metálicas. Hay bastante nieve, alguna zona es evitable, pero en otras nos vemos obligados a deslizarnos pendiente abajo por lenguas de nieve. Los grampones y el piolet no son necesarios, a pesar que los llevamos " de paseo" en nuestras mochilas...ya pero queríamos evitar que volviera a cumplirse  la Ley de Murphy... aunque para ello fuera necesario llevar un peso extra en las espaldas.




Los Lagos de Cheserys, estan situados en un lugar privilegiado. Sus vistas sobre el Macizo del Mont Blanc son impresionantes y las imágenes relejadas sobre las tranquilas aguas del Mont Blanc, Aiguilles de Chamonix...hace que decidamos parar un rato y aprovechar para comer algo teniendo como telón de fondo estas inmejorables vistas.





Entre foto y foto y queriendo compartir con nosotros el pan, queso y demás viandas, unas chovas piquigualdas ,muy atrevidas, se nos acercan en busca de alguna migaja. Se ve que no somos los primeros en parar en ese lugar.





Seguimos nuestra marcha y dejamos a la izquierda la senda que se dirige hacia el aparcamiento de Coll de Montets. En nuestro caso seguiremos el sendero que bordeando la Aguillette d'Argentier, nos acercara a Tre le Champ, Montroc y Le Tour, final de nuestro recorrido.





Esta variante no es apta para personas con miedo a las alturas , ya que en varios tramos y para salvar las barras rocosas, esta acondicionado con escalas y barras metálicas, para asegurar los pasos. En particular en la zona anterior a la Aguillette, donde ese encuentra un tramo bastante largo.
La Aguillette d'Argentier, es una preciosa aguja de roca que domina el paisaje, en esta zona se encuentra una zona de escalada, con vias de varios niveles y que es bastante visitada.


Una vez pasada la aguja, el camino pierde su dificultad y por zona de bosque va a al encuentro de la carretera que sube al Coll de Montets. Una vez cruzada  la misma  solo nos queda bajar a Montroc por un precioso camino que nos saca a la estación de ff.cc , donde cogeremos el bus, que nos deja el le Tour y nos evitara 1 kilómetro por asfalto.





Ha acabado nuestro Tour de leas Aiguilles Rouges...ahora un día de es descanso antes de empezar nuestra segunda parte...el Tour del Mont Blanc...

Supervivencia

Compartimos con vosotros ...
Elementos de Supervivencia
Caja de Materiales para hacer fuego






Caja conteniendo

1 pedernal de magnesio.
Celulosa o similar ( para hacer la combustión de la chispa)
1 vela para mantener el fueho
Pequeña multierramienta, para trabajo.



Con estos materiales es posible encender fuego en 30 segundos





Cuantas veces hemos visto en documentales o el cine , las dificultades para encender fuego.
Que facil ¡¡¡ , si tenemos cerillas o un mechero. El hacer fuego con elementos naturales es otra historia...pero si carecemos de todo lo anterior , con un pedernal de magnesio y un elemento para hacer yesca, lo podemos solucionar. Teniendo estos elementos en una pequeña caja y llevarla en la mochila, nos puede sacar de un apuro en un momento dado.
El secreto es que la chispa del pedernal prenda en el elemento de combustión. Este debe ser lo mas ligero posible...la celulosa es ideal....



Suerte ¡¡¡

Caminando por las Aiguilles Rouges III

De Bel Lachat a le Flégère, por el Sentiers des Gardes y el Gran Balcón Sur











Nos levantamos temprano y disfrutamos de un maravilloso desayuno con la impresionante vista del Macizo del Mont Blanc delante de nuestros ojos...la paz y el silencio de la montaña envuelve el lugar y todos los que hemos dormido en el refugio la disfrutamos como un regalo...mil metros mas abajo de nosotros el valle empieza a cobrar vida





Después de este obsequio de desayuno, iniciamos el descenso por una senda que " se lanza" de cabeza hacia el valle con mil y una revuelta. Para suerte nuestra no baja nadie, el resto de gente o bien van a les Houches o toman el camino hacia le Brevent, esto nos permite disfrutar del paisaje con su silencio.




Uffff...como baja la condenada, parece que no da tregua...Cuando llevamos unos seiscientos metros de desnivel, aparece el cruce que indica el comienzo del Sentiers des Gardes, que es el desvío que tomamos para llegar a Plampraz.





Esta estrecha senda rápidamente se mete en el bosque, lo cual agradecemos pues ya comienza a apretar el sol.
Es una subida bastante suave, lo que nos permite ir relajados, disfrutando del paisaje. 




Cuando llevamos poco mas de 1 kilómetro y unos cien metros de desnivel subidos, dejamos a nuestra derecha el desvío que baja hacia Chamonix. Nos adentramos en la Combe du Brevent, un lugar expuesto cuando llueve o hace mal tiempo y desaconsejable con nieve. 
Una enorme torrentera baja de Brevent y hay que cruzarla. Tomando precauciones, por las posibles piedras que puedan bajar, lo hacemos con rapidez y comenzamos a subir por mediación de unas zetas bastante bien marcadas. 







Tenemos por encima de nuestras cabezas el cable del teleférico que sube a Brevent y nos sobrevuelan infinidad de parapentes que despegan de Plampraz. Sus gritos y exclamaciones, producto de la adrenalina, retumban en las paredes. 
Llegamos a otro cruce de sendas, a la derecha nace una estrecha pista que nos lleva a la llegada del teleférico de Plampraz y a la  izquierda arranca un senda que se enfila hacia un colladito y que pasa al lado de unas palestras de escalada.
Un vez en la zona de la estación, vamos en busca de  una pista que nace al lado de unos remontadores y que es el GR du Pays  du Mont Blanc y que nos conducirá hasta el albergue de la Flégère donde hacemos noche.
El día esta esplendido y es aprovechado por cantidad de personas que pasean por la zona, aprovechando su accesibilidad gracias a los remontes. 




El Mont Blanc ya lo tenemos a nuestras espalda y a nuestra derecha van desfilando multitud de picos y agujas bastante conocidos, de algunas guardo buenos recuerdos....la Aiguille de Midi y el Tacul, las Aiguilles de Chamonix, los Drus y la Aiguille Verte...todo un espectáculo de cimas, agujas y crestas.
Seguimos el recorrido y nos acercamos a la zona de remontes , ya vemos el Albergue y el edificio del Teleferico de la Flégère que se encuentra a su costado.







La afluencia de gente es mayor y el teleférico no hace mas que escupir gente....
A medio día estamos en el albergue, es un viejo y grande edificio un poco destartalado y descuidado. 
Nos registramos, sus guardas son un poco " hipster" o al menos esa impresión nos causan.
Dejamos las mochilas en nuestras literas y comienza a llegar mas gente. Bastantes grupos y algunos de ellos con gente de edad avanzada...
Mientras Eli se asea, tomo posesión de las dos literas bajas de nuestra zona...en un momento de descuido una señora inglesa, se instala en mi sitio ( y eso que yo había extendido mi saco sabana)  y  ya me mandaba a otra litera. A mi me da igual dormir arriba o abajo,pero vista su actitud...le digo que " nones"...y me reafirmo en mi litera...la señora se marcha bufando...
Actitudes como esta observaremos y sufriremos bastantes en los días que duren los tours.











Comemos algo en la terraza  del teleférico . Disfrutamos del paisaje, tenemos justo delante la Mer de Glace , las Grandes Jorasses y la Aiguille Verte...todo un espectáculo.
El trasiego de gente en esta zona es constante y después de llenar nuestras retinas de montañas, glaciares, agujas...volvemos a la zona próxima al refugio que se esta mas tranquilo.
Llega la hora de la cena, que en esto refugios suele ser a las 19,00 h. Buscamos en el comedor nuestro sitio y nos aposentamos. Compartimos mesa con una pareja de canadienses, una familia alemana y un par de ingleses. 

Los platos están muy elaborados y todo muy bien organizado a la hora de servir.La verdad es que nuestras dudas al respecto del refugio y los chicos que lo llevan se desvanecen y nos dejan un grato sabor de boca.
El desayuno lo solicitamos en el primer turno ya que queremos aprovechar las horas mas frescas de la mañana y quitarnos de en medio los mayores desniveles.
Antes de irnos a dormir, contemplamos un bonito atardecer en el macizo de las Grandes Jorasses.